Inicio > CASOS DE ESTUDIO

powdertronic

Innovaciones en las fases de pintado que deben incluir en sus instalaciones

Lo mejor que pueden hacer las empresas que operan con equipos para pintura electrostática para aumentar su productividad, disminuir los tiempos operativos y mejorar la calidad de los recubrimientos es introducir innovaciones para cada una de las fases. Si operan con las tecnologías convencionales, vale la pena que consideren las innovaciones que mencionaremos a continuación.

Sistemas convencionales

Los sistemas convencionales de pintura ofrecen actualmente excelentes resultados, por lo que muchas empresas se mantienen reacias a introducir innovaciones. Constan comúnmente de un transportador aéreo, mono o bicarril, túnel de pretratamiento fosfático (fosfato de zinc o desengrase-fosfatado), cabinas de pintura (que permiten lograr excelentes resultados) y hornos de curación

Son muy útiles, sin embargo, lo que hacen con esos equipos para pintura electrostática es operar como se hacía en los años 80. En todo ese lapso se han introducido innovaciones, algunas de las cuales no se han industrializado, que mejoran el proceso de pintado y permiten excelentes resultados estéticos y protección, además, ayudan a economizar el espacio en las instalaciones y reducir los costos operativos. Tales innovaciones aplican para las cuatro fases del proceso: carga y descarga de las piezas, pretratamiento, aplicación de la pintura y polimerización.

Proceso de carga y descarga

La automatización de esta fase lleva ya mucho tiempo y aplica en el pintado de metales con formas homogéneas y mediante sistemas antropomórficos, cartesianos entre otras soluciones, sin embargo, no es eficiente cuando se trata de piezas con forma no homogénea o que llegan de forma desordenada en un transportador aéreo. No es un problema que no tenga solución, ya que es posible la instalación de sistemas robóticos conocidos como pick and place que se encargan de cargar los bastidores y realizar esta labor altamente repetitiva, pero con mayor eficiencia. Para su implementación es necesario un estudio de la disposición del área de carga y descarga. Hace años no eran una opción asequible para las industrias del país, sin embargo, su precio ha disminuido considerablemente.

Otra opción para la línea de transporte son los ganchos. Permiten equipar al bastidor adecuadamente y poseen muchas formas, tamaños y capacidades de carga. Existen también sistemas de decapado, que no implican perjuicio para sus características geométricas y facilita la labor de los sistemas automáticos de carga y descarga.

Pretratamiento

Esta fase incluye convencionalmente un túnel de desengrase-fosfatado y tres etapas: desengrase-conversión ferrosa, enjuague y enjuague desmineralizado. El túnel de fosfatado al zinc, por otra parte, tiene comúnmente las siguientes etapas: desengrase alcalino, enjuague, fosfatado y enjuague desmineralizado. Son muy eficientes, sin embargo, implican la producción de residuos que tienen que ser tratados por empresas especializadas.

Actualmente hay excelentes soluciones para cada etapa, por ejemplo, los desengrasantes nanotecnológicos con base inorgánico, se mantienen activos y no se contaminan con el uso por la separación de los aceites eliminados por diferencia de peso específico, además, pueden remplazar a los desengrasantes ácidos y alcalinos. Emplean polímeros específicos que evitan que las superficies desengrasadas resulten nuevamente contaminadas, a diferencia de los tensioactivos emulsionantes.

La fase de sellado puede sustituir la de conversión química e implica el uso de formulaciones nanotecnológicas órgano-inorgánicas, que se aplican mediante nebulización y en bajas cantidades, además, no deja exceso de producto, permite el uso de producto vírgenes y no forman residuos que deban tratarse. La fase de sellado evita las tomas periódicas realizadas por el químico de laboratorio de control y los ajustes y puede automatizarse para obtener controles continuos de la temperatura, conductividad y pH, que pueden tratarse electrónicamente y ajustarse sin intervención mediante bombas dosificadoras.

Hay también productos de pretratamiento monoestadio, útiles en aplicaciones más sencillos y que en pocos minutos desengrasa, convierte y sellan sin dejar subproductos y requerir enjuague. Si bien son breves los túneles, son más efectivos que los túneles de desengrase-fosfatado convencionales.

Cabinas de pintura en polvo

Las cabinas de pintura convencionales cuentan con el siguiente diseño:

  • Zona de entrada y salida de los metales que cuelgan o los bastidores portapiezas.
  • Suelo aspirante, en el que se dirige el polvo que no se adhiere a las piezas.
  • Bomba de transporte del polvo recuperado.
  • Ciclón de separación aire/polvo, para recuperar polvo de overspray.
  • Inyección y mezcla del polvo virgen y el recuperado.
  • Dos reciprocadores con movimiento vertical, sobre los que se colocan los diferentes tipos de pistolas para pintar.

Pueden mejorarse dos aspectos esos sistemas de pintura y obtener beneficios económicos: la disminución del exceso de polvo y la eliminación del retoque. Para disminuir el overspray puede sustituirse el aire comprimido por nitrógeno como fluido de transporte de la pintura electrostática. Podrán así aplicarlo con menor presión, corregir la caída del abanico del polvo y evitar la formación por fricción de cargas electrostáticas en el circuito. Puede disminuirse también mediante el remplazo de los venturi por un sistema de impulso del polvo con bombas.

Para eliminar los preretoques y posretoques se recomienda un robot antropomórfico, que reduce la carga del personal. Si se combina con uno de los sistemas de transporte que mencionamos, la producción de overspray reducirá considerablemente.

Polimerización

Una innovación que pueden introducir en esta fase es el remplazo del horno de convección de aire caliente por un horno infrarrojo catalítico. Podrán así compactar la estructura y disminuir los tiempos de tránsito en el horno. La adición de sistemas mixtos también es efectiva, ya que permite emitir infrarrojos con aire caliente para acceder a las zonas donde la radiación IR no llega. Otra opción es remplazar los quemadores de gas o gasóleo por modelos análogos y de pellet, que son amigables con el medio ambiente y disminuyen los gastos en combustible.

Implementar todas las innovaciones mencionadas deriva en más beneficios, por ejemplo, en el pretratamiento se disminuyen gastos hasta un 50%, a lo que se suman beneficios prácticos y ecológicos por la reducción de la gestión y producción de residuos. Si bien aún es complicado el registro de los datos en las fases de aplicación, se ha detectado una reducción del 50% de los costos de mano de obra, además, la eficiencia de transferencia es notable y mejora el control de los espesores aplicados, la formación de la película y el tiempo de cambio del color. En la fase de curado, los ahorros son más notables y llegan hasta un 70%.

Es importante acudir con empresas que tengan mucha experiencia y equipos de alta calidad si desean actualizar cada una de sus fases. En Powdertronic podemos ayudarles. Tenemos una amplia variedad de equipos para pintura electrostática como cabinas, hornos infrarrojos, quemadores, sistemas automáticos, transportadores, entre otros. Si desean más información, comuníquense a través de la línea al (55) 5239 4775 o envíen un mensaje al correo ventas@powdertronic.com.